¿Es más seguro volar en un avión con certificación de taxi aéreo?

Chárter privado / ¿Es más seguro volar en un avión con certificación de taxi aéreo?

Cambiar idioma: enEN (Inglés) pt-brPortuguês (Portugués, Brasil) esEspañol

Volar un avión privado o un helicóptero a menudo puede ser una experiencia única en la vida. Con el precio de los servicios de aviación ejecutiva aproximándose a los de los vuelos nacionales de primera clase, vale la pena revisar cómo la certificación de los aviones afecta los procedimientos de seguridad de los operadores locales.

A diferencia de la aviación comercial, que tiene el objetivo principal de transportar pasajeros (o múltiples tipos de carga), la aviación general cumple una multitud de funciones, no solo limitadas al transporte de pasajeros. Una de esas aplicaciones son las llamadas “Operaciones de Propósito Especial”, que incluyen la fumigación agrícola o la topografía aérea. Los servicios de aviación ejecutiva también tienen sus subcategorías separadas y generalmente se pueden clasificar en Privado (regido por la regulación FAR Parte 91) y Chárter (certificado bajo FAR Parte 135).

Echemos un vistazo más de cerca a cada una de las opciones anteriores. Pero antes de eso, tenga en cuenta que las regulaciones que elaboraremos son bastante homogéneas en todos los países, incluidos los EE. UU., Brasil, México y Canadá, es decir, los 4 principales mercados en el segmento de aviación ejecutiva. Mientras su organismo regulador local sea miembro del Consejo Internacional de Aviación Comercial (IBAC), existe una alta probabilidad de que las mismas reglas se apliquen también a sus servicios de aviación ejecutiva nacional.

Servicios de aviación privada (Parte 91)

La mayoría de los propietarios de aviones privados operan sus aviones bajo la certificación de la Parte 91. Dichos aviones o helicópteros deben “informar” sus procedimientos a la autoridad de aviación local, pero están exentos de una serie de requisitos, que incluyen:

  • Programas de mantenimiento menos rigurosos, generalmente limitados a inspecciones anuales.
  • Procedimientos de aterrizaje en aeropuertos con mayor supervisión. La operación es más flexible e incluye limitaciones de pista menos estrictas o procedimientos de instrumentos que no están sujetos al equipo meteorológico del aeropuerto.

En consecuencia, para los vuelos de la Parte 91, la mayoría de las decisiones relacionadas con la seguridad y el mantenimiento están en manos del propietario (y su piloto). Y aunque algunos podrían optar por una certificación adicional, a fin de permitir compartir los costos de operación y arrendamiento de la aeronave, tales prácticas no imponen medidas de seguridad adicionales. Los llamados “programas de propiedad fraccional” operan bajo una subsección especial de los marcos regulatorios, llamada Parte 91K, ya legalizada en los Estados Unidos, pero aún no disponible en Brasil.

Operaciones comerciales (parte 135)

La Parte 135 es un conjunto de reglas que imponen estándares más estrictos para las operaciones comerciales chárter y de pasajeros. Las autoridades locales, incluidas la FAA o ANAC, consideran que tales reglas son necesarias para garantizar que los operadores ejerzan medidas de precaución, seguridad y alta calidad de servicio en todo momento. Probablemente podría escribir una publicación separada sobre cada uno de los requisitos a continuación, pero para ahorrarle algo de tiempo, destaquemos rápidamente las principales diferencias entre las reglas de la Parte 135 y la Parte 91:

  • Un programa de mantenimiento más riguroso. Además de la inspección anual, los operadores deben realizar controles de seguridad continuos, incluida la inspección de 100 horas o los controles periódicos de la hélice específicos de la aeronave. En Brasil, por ejemplo, las llaves que se usan para abrir el motor del avión están todas numeradas y, para usar una nueva llave, uno podría necesitar la aprobación de las autoridades. Cada componente de reemplazo, propelente o lubricante está sujeto a la aprobación de la institución correspondiente.
  • Operaciones de pilotos. Esto incluye reentrenamiento anual en simuladores de vuelo, realizado en centros de entrenamiento especializados. A diferencia de los servicios privados, todos los vuelos en avión en Brasil se realizan con dos pilotos.
  • El aterrizaje está permitido solo en aeropuertos específicos. Su avión chárter debe tener una amortiguación del 40% sobre lo que muestra el perfil de rendimiento del avión, mientras que también se aplican reglas estrictas de control del clima. Es por eso por lo que algunos aeropuertos, incluidos Angra dos Reis o Jacarepaguá, no permiten el aterrizaje de aviones ligeros (solo turbohélices).
  • Mayor responsabilidad. Los operadores de taxis aéreos deben cumplir con los planes de seguro obligatorios y, por lo general, emitir una cobertura adicional de entre US $ 10 mm y US $ 200 mm en compensación en caso de accidente fatal.
  • Requisitos específicos de tiempo de trabajo y descanso para los pilotos. En general, una vez que se ha acumulado el límite de tiempo de vuelo de 12 horas, los pilotos deben descansar 12 horas adicionales antes de abordar su próximo vuelo.
  • Infraestructura y operaciones. Las reglas de la Parte 135 requieren que el operador tenga una infraestructura adecuada para los pasajeros y la tripulación. Un equipo completo de administración, que incluye un Director de Operaciones, un Director de Mantenimiento, un Gerente de Seguridad y un Piloto Jefe, forman parte del equipo del operador.

En Brasil, cada avión homologado para la Parte 135 posee una etiqueta “taxi aéreo” al lado de la entrada.

Todos los operadores de taxis aéreos homologados para la Parte 135 deben poseer un certificado de compañía aérea válido (AOC en los EE. UU., CHETA en Brasil) y certificaciones individuales para cada aeronave. Esto incluye un Certificado de aeronavegabilidad y un Certificado anual de inspección de mantenimiento. Puede consultar cualquier número de cola de avión y helicóptero directamente en el sitio web de ANAC o FAA.

Entonces, ¿es más seguro volar un avión con certificación de taxi aéreo?

La respuesta corta es SÍ. La respuesta corta es SÍ. Las medidas de seguridad adicionales aplicadas por los operadores de taxis aéreos regulados por la Parte 135 brindan a los clientes formas más confiables (y legales) de contratar aviones privados. Estadísticamente hablando, en un país como Brasil, los accidentes que involucran aviones privados no certificados ocurren cuatro veces más a menudo que aquellos que involucran equipos certificados por la Parte 135.

Aquí en Flapper, estamos orgullosos de trabajar exclusivamente con los mejores operadores de vuelos chárter de la Parte 135. Nuestros vuelos de crowdsourcing poseen una certificación adicional para “operaciones programadas”, que garantiza seguridad adicional y estándares operativos más altos para todos los pasajeros. Por lo tanto, cuando reserve su próximo vuelo, tenga la seguridad de que está en buenas manos. Es un placer servirle. Lo decimos en serio.

Our Services: Chárter privado

See also